SMOKEMAKERS

 

Hoy les comparto el término Smokemaker visto en isragarcia.es, en donde hace poco se publicó una interesante reflexión y análisis del término. Aunque los creadores del texto hablan en su parte final que no los referenciemos, me permito compartir éste texto que aparte de hacerte reflexionar te hace identificar o identificarte como un Smokemaker

¿Conoces #smokemakers? probablemente no, pero a partir de ahora quizás un poco más. Para familiarizarnos, seguro que te suena más vendedores de humo, de motos, gurús social media o power rangers mega-expertos, al final es todo lo mismo.

 

 

Este concepto es el fruto de algunas reflexiones y proyectos colaborativos entre Pablo Ferreiros, Enrico Ahrens y servidor y todo lo que ha derivado de ahí y nuestra amistad. Mucho de lo que hay aquí, es algo de lo que llevamos pensando durante un tiempo considerable, tanto como para hablar con conocimiento de causa.

Hemos analizado a estas personas, las hemos seguido de cerca para poder estudiarlas mejor y a raíz de todo eso, hemos obtenido conclusiones muy curiosas. Aquí – en esta primera publicación – compartimos algunas de las más relevantes.
Smokemakers

Ya nos conocemos esa técnica de alabarnos, dejarnos por el cielo y decir cosas increíbles para luego auto-posicionarte a nuestro lado, y en el pero de los casos ponernos en el compromiso de decir lo mismo sobre ti.
No es necesario que nos menciones en tu blog/tweets/conferencias/libro, te lo agradecemos más que si lo hicieras.
Evita colocar nuestro nombre, marca o proyectos al lado del tuyo, algo para lo que tienes un talento especial.
No hace falta que muestres esa falsa preocupación por nosotros, estamos ok y lo estaremos por mucho tiempo – siempre que no te acerques a ver que puedes rascar.
Si nos vemos y te preguntamos – por cortesía – “¿que tal te va todo?” no lo hacemos para que a la mínima nos vendas la película de la multitud de conferencias que das al año, ni en los cientos de proyectos que andas trabajando, tampoco lo ocupado que estás por culpa de atender a los medios o la cantidad de followers que tienes en Twitter o contactos en LinkedIn. No, nos bastamos con una respuesta honesta, sincera, humilde y auténtica, algo que queda a años luz de lo que tu representas.
Cada vez que hablas una cortina de humo cubre la sala, escenario, clase, cuarto o espacio en el que te encuentres. Como dicen de manera acertada Pablo y Enrico, trataremos de llevar las máscaras de anti-humo con nosotros.
Nos aterroriza conocer, o estar a lado, de alguien que la palabra que más utiliza es “yo.”
Guarda ese abrazo falso para aquellos que no lo pillan, sí para los que no saben de que vas.
Nos importa poco lo liado que puedas estar, de hecho no nos importa nada.
Nos flipa ver que en tu perfil de LinkedIn has trabajado para casi todas las empresas de Fortune 500, pero nos flipa más que no veamos ningún caso práctico o proyecto que demuestre que así ha sido.
Perdiste, pierdes y perderás, tu ansia por trepar hacia arriba es tan grande, que olvidas que nos damos cuenta cuando mientes, presumes, fanfarroneas o actúas como un trepa.
Sabemos que gestionas muy bien la base de datos y haces un uso eficiente de las tarjetas de vista. Sin embargo, enviarnos un email cada vez que triunfas en una escuela de negocios, proyecto o conferencia para rapidamente posicionarte como un fuera de serie, no va a funcionar. Te rechazaremos.
Hacer RT de halagos, piropos y grandes cumplidos, dirigidos hacia tu personas, significa que tu dark side ganó la batalla.
Pedir a alguien – publica o privadamente – que te de feedback y luego darle la vuelta a la tortilla y venderlo como si eso hubiera sido iniciativa de la otra persona… es penoso.
Reconocerte es fácil, sólo tenemos que fijarnos en ti durante un corto periodo de tiempo para ver como el ansia, avaricia, ego y arrogancia se apodera de ti.
Amamos observar como vendes motos a la gente que no te conoce, el problema no es ese, sino que estas motos están defectuosas y tarde o temprano se descubrirá el pastel.
Odiamos cuando tratas de corregir a las personas que hay a tu lado, no soportamos cuando haces ver que su opinión no te importa y que la única perspectiva que vale es la tuya. Ya lo has hecho demasiadas veces y nosotros lo hemos presenciado demasiadas también, así que a la próxima no nos callaremos. Te dejaremos en evidencia, iremos a por ti.
Olvidas que cuando no te preocupas de nadie más que tu, nos damos cuenta.
No eres un crack, genio, gurú, ser superior, experto, aunque lo pienses y lo creas en lo más profundo de tu alma, eres una persona normal y corriente, como todos. Pensar y actuar de esa manera sólo te llevará a mediocridad.
Cuando acabes de leer este post, por favor no hagas RT o lo menciones diciendo algo así como “no puedo estar más de acuerdo”/”agree”/”recomiendo” sería algo aún más lamentable.

Has perdido la oportunidad más fantástica que existe, conectar con las personas, ser auténtico, sincero, transparente, honesto, humilde. Por eso te ignoramos.

Fallaste, fallas y fallarás por una cosa muy sencilla, nunca tuviste en cuenta que no somos como tú.
#Smokemakers

Cada vez que encuentres uno de estos comportamientos, prácticas o personas, te invitamos a que uses el hashtag #smokemakers. Compártelo con el mundo.

Anuncios

Dinos qué piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s