LA PUBLICIDAD COMO HERRAMIENTA DE CAMBIO

https://i0.wp.com/www.moonward.net/wp-content/uploads/volkswagen-passat-la-fuerza-02.jpg

Tomado de:moonward.net

Control, persuasión y acción

La publicidad es más que una herramienta de persuasión o como dicen algunas veces, de manipulación, a decir verdad, la publicidad actual es vista más como una herramienta para el cambio, una herramienta para hacer visibles las ideas, y para ser vistas por todos.

En toda la historia de la humanidad la publicidad a existido para la promoción de ideas, presente no solo en los comunicados de leyes en las plazas, sino también, como panfletos de rebelión y cambios de conducta.

La publicidad no solo vista desde el aspecto mercadológico y como herramienta de consumo, sino también como arma de cambio.

En los temas políticos la publicidad es de vital importancia, la historia ha demostrado que la publicidad es una herramienta de enorme potencial para la política, no simplemente para potenciar su eficacia, sino para mover sentimientos. Cabe destacar que en el caso de las campañas políticas no hablaremos de publicidad convencional enfocada a los productos, sino a la propaganda, que es la manera en que se aborda de una manera diferente la promoción de ideas y filosofías de vida.

Casos como el de Hitler y su campaña política muestran como un buen asesor y estratega publicitario puede lograr grandes sueños, en este caso la cabeza detrás de esa tan recordada figura fue Goebbels, quien fue el responsable de todo el manejo de la campaña política de este gran personaje de la historia, fue tanta así su eficacia que dicho estratega desarrolló a partir de sus conocimientos y experiencia algunos principios para la propaganda que aún usamos. Otro caso muy concurrido es el del actual presidente de los E.E.U.U Barack Obama, quién tenía como planificador publicitario a David Plouffe, quién desarrolló un gran despliegue mediático a partir de la implementación de íconos y el entendimiento de los fenómenos en las redes sociales.

En el caso de la pérdida del mandato del dictador Pinochet en chile (propiamente visto en la película NO), se pudo observar la manera creativa en que los publicistas manejaron la campaña del presidente opositor, el hacer una publicidad diferente y abordar los temas políticos de otra manera les dio la aceptación de las personas, que a pesar de sentirse represadas por la dictadura hace mucho, no tenían las fuerzas o los motivos para revelarse en contra, además fue importante el tono de comunicación con el cuál se manejo dicha campaña, en donde en vez de mostrar las mismas imágenes de barbarie y violencia, se decidió mostrar una Chile alegre, con esperanzas, y sobre todo pacífica, que estaba preparada para un cambio drástico a nivel político, otro hecho muy importante fue el de no responder a las amenazas y sátiras lanzadas por los asesores de Pinochet, evitando no solo caer en su juego y poner en riesgo todo el camino avanzado con la campaña.

Es tan evidente la influencia de una buena publicidad en la sociedad, que los medios se han apropiado de estas como técnicas de persuasión y manipulación, el mover masas y despertar sentimientos son la máxima arma que tienen para cumplir sus metas. Tanto las marcas como las personas son permeadas por la publicidad, y a la vez, potenciadas por esta. En dicha influencia es donde radica la importancia de la publicidad para la sociedad, el poder lograr cambios significativas, no solo en las conductas de las personas, sino en su manera de ver el mundo, se convierten en el motor para mejorar la sociedad, para eliminar la indiferencia que existe con algunos grupos sociales, el generar un grito de aquellos que no son escuchados, el unificar personas en pro de una causa, el derrocar gobiernos y vislumbrar nuevos horizontes, el devolver la esperanza y generar acción.

La película NO evidencia como en una sociedad en crisis, la publicidad se convierte en el motor del cambio, que a pesar de el mal panorama que se tenía, y la censura que existía, un grupo de publicistas logran de manera creativa lograr lo imposible, y eso se convierte en inspirador para cualquiera que se encuentra en áreas del conocimiento cercanas a la publicidad, no solo por el conocimiento adquirido durante la campaña manejada en la película, sino por el explícito mensaje de responsabilidad que tienen los publicistas de hacer las cosas bien, y lograr cambios en pro de la sociedad, nada es imposible, solo hay que darle la vuelta al asunto para ver una solución diferente. Otro mensaje no tan claro en la película y que visto en ejemplo nos sirve para no seguir, en este caso se habla de la mentira, el engaño y la traición, jugadas sucias y sin escrúpulos para lograr una victoria, dejando del lado todo el potencial de la publicidad bien ejecutada, y pensando en una propaganda contaminante y destructiva.

Las campañas políticas siempre serán diferentes, aunque se basen en una teoría o tendencia anterior o actual, nunca se comportará de la misma manera, y tampoco logrará los mismos resultados, es decir, aunque base mi estrategia de propaganda en una que salió victoriosa en el pasado, no quiere decir que lograré el mismo resultado, lo que si se puede hacer es analizar cada aspecto, para comprender cuáles fueron los errores que se cometieron para generar planeas de contención y/o mejora, saber cuáles fueron los aspeco que ayudaron al éxito, y adaptarlos al contexto en el cuál se desarrollará dicha campaña. Muchos publicistas manejan la promoción de sus productos, y la propaganda política de la misma manera sin importar el lugar, las personas, el tiempo y la competencia, otro, por el contrario traen casos de éxito de diferentes épocas o lugares, y pretenden efectuarlos en un contexto totalmente diferente, en ambos casos con resultados negativos, y esto por la falta de análisis e investigación de las diferentes variables que influyen o pueden influir en el desarrollo de la campaña política, en algunos casos quizás aplique por razones casuales que el resultado sea positivo sin que haya una buena investigación, pero en general es necesario un ejercicio no solo creativo, sino también de rigor investigativo para conocer los límites y alcances para desarrollar una estrategia de gran valor y eficacia.

SER PUBLICISTA ES MÁS QUE HACER DIBUJITOS BONITOS O PALABRAS PEGAJOSAS; SER PUBLICISTA SE TRATA DE CAPTAR LA ATENCIÓN DEL PÚBLICO MOVER AL MUNDO.

 Por: Esteban Gómez Gómez

Anuncios

Dinos qué piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s